Hoy es
 
MENÚ
 Visita Galicia
 Tour por Asturias
 Disfruta de Cantabria
 Conoce el Pais Vasco
 Reportajes
 Pueblos con Encanto
 Eventos
 Visitas Virtuales
 Comidas y ocio
 Deporte y Aventura
 Naturaleza
 Enlaces de Interés
 Comunicaciones
 Información turística
 Boletín
 Contáctenos
 Clientes
 El Cantábrico, un lugar para visitar.
Galicia, Asturias, Cantabria y el País Vasco, forman la región conocida como La España Verde.
Ver más >>

EL TIEMPO
En cualquiera de las cuatro comunidades.
Galicia
Asturias
Cantabria
Pais Vasco



SANTILLANA DEL MAR

La Historia

La Villa de Santillana del Mar surgió posiblemente en el siglo IX en torno una pequeña iglesia que se edificó para guardar las reliquias de Santa Juliana. Durante los siglos X y XI el monasterio fue tomando importancia como consecuencia de las donaciones de los reyes de Castilla que aseguran la permanencia de la comunidad.

 

Ya en el siglo XII se construye una gran iglesia románica, que ocasiona la desaparición de la anterior, probablemente edificio asturiano o mozárabe. El Fuero de Santillana, promulgado y concedido por Alfonso VIII en 1209, otorga el poder de la villa al abad.
Pero junto a éste, el rey colocó al merino, resultando difícil mantener un equilibrio entre ambos poderes. Pero con la concesión de este marquesado a Don Iñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana, la Familia Mendoza se hace dueña del lugar siendo los abades a partir de entonces de esta familia.
Durante los siglos XVI y XVII Santillana pierde protagonismo y no será hasta el siglo XVIII cuando la villa recobra el auge perdido como consecuencia de la construcción de casonas y palacios por nobles familias.
Durante el siglo XIX escritores y poetas valoran y ensalzan literariamente los encantos de la villa, logrando la declaración de conjunto histórico-artístico nacional. Desde entonces Santillana del Mar es considerado uno de los pueblos más bellos de España.

Arquitectura religiosa

La Colegiata. Es sin duda el monumento más representativo y emblemático. Es un edificio románico de respetables proporciones situado en el extremo norte del pueblo.

Fue construida a mediados del siglo XII aunque son palpables las modificaciones realizadas en los siglos XVII y XVIII. La torre cilíndrica adosada a la fachada recuerda en su estilo a la iglesia de Frómista.
El interior presenta tres naves, más ancha la central, cubiertas con bóveda nervada del siglo XIII. En el altar existe un frontal de plata repujada que oculta las figuras románicas de cuatro apóstoles. El retablo principal es gótico del los siglos XV y XVI.
Es muy destacable su claustro románico con bellas arcaduras sobre columnas dobles que culminan en magníficos capiteles que representan escenas bíblicas en unos casos y dibujos vegetales y entrelazos, en otros.

Museo Diocesano Regina Coeli. Fue fundado en 1598 por Alvaro de Velarde, estando regentado en la actualidad por las monjas clarisas. Tiene un claustro renacentista de aspecto herreriano. En el piso superior se conservan numerosas imágenes policromadas de artesanía popular recogidas en las iglesias de la provincia. Las entradas a este museo sirven también para el Claustro de la Colegiata.
Arquitectura civil.
Santillana del Mar ofrece al visitante una notabilísima arquitectura que va desde las casas populares de estilo montañés, hasta las casonas y palacios construidos en el siglo XVIII , pasando por los ejemplos de construcciones medievales. En el centro de la Villa se encuentra el edificio del Ayuntamiento, del siglo XVIII y las torres del Merino, siglo XIV y de Don Borja siglo XV. También una notable casona hoy ocupada por el Parador de Turismo.
Otras casas y palacios, mostrando siempre llamativos escudos, se pueden ver durante el paseo por la Villa. Destaca la casa, hoy convertida en hotel, que se viene considerando perteneció a Leonor de la Vega, madre del Marqués de Santillana.
Altamira. A dos kilómetros de la monumental villa , se encuentra el otro gran atractivo cultural de Santillana: la Cueva de Altamira, el Museo y la Neocueva. La Cueva de Altamira, descubierta en 1879, conserva uno de los conjuntos artísticos más impresionantes de los descubiertos hasta la fecha. Según los expertos, sus pinturas fueron realizadas en la época del Magdaleniense III, que se desenvuelve entre los 15000 - 12000 años.

Con el fin de preservar el estado de las pinturas, la cueva original permanece cerrada al público, pero se visita el nuevo edificio que alberga el Museo y la Neocueva con una réplica exacta de las pinturas.

El Zoo. También a escasa distancia del centro, se puede visitar el Zoo. Alberga en su recinto mamíferos, aves, acuario, reptiles, insectario, terrario, etc. Muchas especies de las que se pueden contemplar están en peligro de extinción, de hecho el Zoo colabora en programas internacionales para su conservación. Llama la atención el Jardín de las Mariposas, con cientos de ejemplares en libertad.


 


Información Legal.