Hoy es
 
MENÚ
 Visita Galicia
 Tour por Asturias
 Disfruta de Cantabria
 Conoce el Pais Vasco
 Reportajes
 Pueblos con Encanto
 Eventos
 Visitas Virtuales
 Comidas y ocio
 Deporte y Aventura
 Naturaleza
 Enlaces de Interés
 Comunicaciones
 Información turística
 Boletín
 Contáctenos
 Clientes
 El Cantábrico, un lugar para visitar.
Galicia, Asturias, Cantabria y el País Vasco, forman la región conocida como La España Verde.
Ver más >>

EL TIEMPO
En cualquiera de las cuatro comunidades.
Galicia
Asturias
Cantabria
Pais Vasco


PONTEVEDRA


Sus orígenes
Los primeros testimonios escritos de la ciudad aparecen en el siglo XII, se habla de "Pontus Veteri" haciendo alusión a un viejo puente romano. En el año 1169 el rey Fernando II otorgó el fuero de la ciudad a los habitantes de "Ponte Veteri". Son los siglos XV y XVI los de mayor esplendor de la ciudad. Pontevedra se convierte en una de las ciudades más pobladas de Galicia con un puerto pesquero de gran tráfico. Como muestra de esta pujanza y con las aportaciones de los mareantes, se edifica la magnífica Iglesia de Santa María.
En los siglos posteriores la ciudad sufre un declive, disminuyendo su población como consecuencia de las guerras con Portugal.

Hoy, Pontevedra es una ciudad tranquila y equilibrada, ideal para disfrutar del paseo y del ocio. Está situada al fondo de la ría de su mismo nombre, en la desembocadura del río Lérez. Su centro histórico se corresponde con el primitivo núcleo de población que quedaba dentro de la muralla. Su población actual ronda los 53.000 habitantes.

La Zona Monumental
Pontevedra ofrece al visitante un interesantísimo patrimonio monumental de diferentes estilos, que refleja su pasado marinero, su enclave geográfico y las artes y oficios de sus pobladores.

Ruinas de Santo Domingo.
Se conserva la cabecera de la iglesia, obra del siglo XIV. Acoge una parte de la exposición del Museo de Pontevedra. Destacan los sepulcros medievales de caballeros y una bella escultura de Virgen con Niño, del siglo XIII.

Santa María la Mayor.
La iglesia se construyó durante el siglo XVI, interviniendo diversos arquitectos que imprimen su estilo del momento, gótico, plateresco y manuelino. La fachada mayor, obra de Cornelis de Holanda, es de estilo plateresco, igual que la puerta sur. En su interior destaca el carácter popular con inscripciones que dan cuenta de las personas y artes de pesca que intervinieron.
Convento de San Francisco.
Fue construido durante el siglo XIV. Sus notables dimensiones y su riqueza decorativa son debidas a los privilegios y donaciones recibidas de Paio Gómez Chariño para la financiación de las obras, quien participó en la conquista de Sevilla y fue miembro del séquito de Fernando III. Una escultura yacente de dicho personaje se encuentra en la capilla mayor.
Convento de Santa Clara.
Situado extramuros, daba nombre a la Puerta de Santa Clara, una de las entradas de la antigua muralla.
En la actualidad se conserva la iglesia, de estilo gótico, construida en el siglo XIV pero con reformas posteriores. El interior de la iglesia conserva valiosos retablos barrocos.

Iglesia de San Bartolomé.
Es el mejor ejemplo de arquitectura barroca. Su monumental fachada de dos plantas, presenta en la primera robustas columnas, rematándose con sendas torres-campanario. En su interior se conserva notable imaginería de la Escuela Castellana del siglo XVII. Por las especiales características arquitectónicas de la iglesia, se aprecia una fuerte influencia italiana que podría atribuirse a Vignola.
Capilla de la Peregrina.
Construida a finales del siglo XVIII en estilo barroco con rasgos neoclásicos. Su planta tiene forma de vieira. Acoge la imagen de la Virgen Peregrina, patrona de la provincia.
Plaza de la Ferrería.
Su nombre se debe a las forjas que existían en los soportales de la plaza. En el centro de los jardines se alza la famosa Fuente que data del siglo XVI.
Plaza de Teucro.
Dice la leyenda que Teucro fue un arquero griego que después de la guerra de Troya viajó a occidente y fundó la ciudad de Pontevedra. La plaza que recuerda este personaje, está constituida por casas señoriales.
Plaza de la Leña.
Destaca el cruceiro del siglo XVI ubicado en el centro. Anexos a la plaza se sitúan los edificios centrales del Museo de Pontevedra.
Casa del Barón.
Actualmente parador de turismo, se trata de un noble edificio construido entre los siglos XVI y XVIII que perteneció a los Condes de Maceda.
Museo de Pontevedra.
Fue fundado en 1927 y ocupa singulares edificios del siglo XVIII, así como el edificio Sarmiento y las ruinas de Santo Domingo.
Sus fondos son muy variados, destacando las colecciones de orfebrería, religiosa y civil, la de azabaches, grabado compostelano, ceramica de Sargadelos, pintura española y europea, epigrafía romana, música cerámica popular y arte gallego. En la planta baja está reconstruida, con sus muebles originales, la cámara de la fragata Numancia, buque acorazado que dio la vuelta al mundo en el siglo XIX al mando del almirante Méndez Núñez.
En las ruinas de Santo Domingo se conserva una parte importante de la sección lapidar del museo con numerosos escudos, labras y sepulcros medievales de caballeros.
A escasos kilómetros de la ciudad, merece la pena visitar el Monasterio de Poio. Se trata de un monumental edificio cuyos orígenes algunos autores sitúan en el siglo VII. La construcción que hoy se contempla fue edificada principalmente durante los siglos XVI y XVII, destacando su espléndido claustro.
Siguiendo la carretera que bordea la ría, enseguida se llega a Combarro, conjunto de interés turístico por su pintoresco urbanismo, una de las expresiones más genuinas de la arquitectura popular gallega.



 


Información Legal.