Hoy es
 
MENÚ
 Visita Galicia
 Tour por Asturias
 Disfruta de Cantabria
 Conoce el Pais Vasco
 Reportajes
 Pueblos con Encanto
 Eventos
 Visitas Virtuales
 Comidas y ocio
 Deporte y Aventura
 Naturaleza
 Enlaces de Interés
 Comunicaciones
 Información turística
 Boletín
 Contáctenos
 Clientes
 El Cantábrico, un lugar para visitar.
Galicia, Asturias, Cantabria y el País Vasco, forman la región conocida como La España Verde.
Ver más >>

EL TIEMPO
En cualquiera de las cuatro comunidades.
Galicia
Asturias
Cantabria
Pais Vasco



Fiestas y Deportes de Cantabria

Proceden de antiguas tradiciones y costumbres relacionadas con lo pagano, lo religioso, las labores del campo, la gastronomía, las estaciones del año. La participación popular en los actos es amplia, implicándose los vecinos en la organización y desarrollo de la fiesta.
Las fiestas son también una ocasión propicia para la celebración de competiciones. Tal es el caso de las regatas de traineras, el juego de bolos, los concursos de arrastre de parejas de bueyes, etc. Algunas de las celebraciones más características son las que se citan a continuación.

La Vijanera. (Silió)
Se celebra el primer domingo del año en la localidad de Silió, municipio de Molledo. Se trata de una representación carnavalesca cuyos orígenes pueden proceder del culto que se rendía al dios Jano en la época romana.
Los Zarramacos son los singulares personajes que recorren las calles hasta "la raya", límite con el vecino pueblo donde se pide la paz o la guerra. Su cara está tiznada y van ataviados con pieles de oveja, sombrero picudo y enormes campanos que producen gran estrépito al saltar. Forman parte de la comitiva otros personajes como el Oso, la Preñá, la Madama, etc.
Después, ya en el pueblo, se recitan coplas que satirizan al alcalde, al cura o a los gobernantes.
A través de los alegóricos personajes se representa la llegada del nuevo año, la fertilidad, el ahuyentamiento de los malos espíritus y la victoria del bien sobre el mal con la muerte del oso.

Fiesta de La Perola (Vargas)
La localidad de Vargas, muy cerca de Puente Viesgo, repite el 20 de enero de cada año esta singular celebración gastronómica.
Cuenta la leyenda que un pobre llegó anunciando la Peste. El pueblo se salvó de tan temida enfermedad y desde entonces se invita a todos los "pobres" que allí se acerquen ese día , a comer Cocido Montañés. Tan sólo es preciso que los asistentes vayan provistos de plato y cubiertos.

Carnaval de Santoña
La fiesta, declarada de Interés Turístico Nacional, se prolonga durante una semana. Los tres primeros días son jornadas culturales. El jueves es leido el pregón y el viernes se celebra el Carnaval Infantil y la final del Concurso de Murgas.
Son miles los visitantes que en esos días se acercan hasta la villa mairinera para disfrutar de uno de los carnavales más coloristas de España.
El domingo se produce el Juicio en el fondo del mar. El tribunal, presidido por Neptuno y compuesto por peces y moluscos, declara al Besugo culpable por haber raptado una sirena. El reo es conducido hasta el mar donde es quemado.

Las Marzas
El último día de febrero se cantan las Marzas en muchos pueblos de Cantabria para celebrar la llegada de Marzo y la Primavera. "Marzo florido seas bienvenido"..... Un grupo de mozos recorre el pueblo al atardecer cantando a la puerta de las casas, pidiendo aguinaldos o cuartos. Pero no se canta sin más, primero se pide permiso "¿cantamos o rezamos?", por si hubiera algún difunto en la casa.
Si tienen la licencia, los mozos cantan marzas y solicitan chorizo, huevos o cuartos. Al final, si los de la casa han sido generosos, los mozos se despiden dando las gracias y deseando parabienes: "A los de esta casa Dios les dé victoria, en la Tierra paz, en el Cielo gloria."
Si por el contrario nos les han dado nada o los recibieron mal, los mozos cantan "marzas rutonas": "... Aquí vive el rey del hambre, que de señor hace alarde..."

La Folía (San Vicente de la Barquera)
Dice la tradición que la Virgen de la Barquera llegó a la villa un martes de Pascua en una barca sin remos, vela, timón ni tripulantes. Esta celebración, declarada de interés turístico nacional, es una de las más importantes de Cantabria. Reúne a miles de visitantes , no sólo de la región , sino también de otras provincias. Tiene lugar el primer domingo siguiente a Semana Santa que coincida la pleamar por la tarde.

La Folía comienza con el traslado de la Virgen hasta el puerto. Es acompañada por las autoridades civiles y religiosas y todo el pueblo. Ocho mozas vestidas de blanco interpretan cánticos al son de pandereta y se arrodillan ante la virgen. Luego la Virgen es subida a bordo de una embarcación vistosamente engalanada a la que siguen otras muchas repletas de romeros que entonan cánticos y lanzan vivas a la Virgen. El itinerario discurre desde el puerto hasta fuera de la barra, regresando hasta el mismo punto, donde se desembarca la Virgen y se traslada a la ermita de La Barquera.


La Santuca (Cabezón de Liébana)
La Virgen de la Luz, más conocida como "la Santuca" es la patrona de Liébana y de los lebaniegos. Se encuentra en una ermita situada en la ladera de Peña Sagra, a 1300 metros de altura.
Los vecinos de Aniezo suben a buscarla el día 24 de abril llevándola hasta la iglesia. El día 2 de mayo, la Santuca es llevada en andas desde Aniezo hasta el Monasterio de Santo Toribio de Liébana. La procesión discurre por los pueblos de Cambarco, Frama y Ojedo en los que se van uniendo numerosas personas. En cada término municipal chocan los bastones de mando los respectivos alcaldes, uniéndose a la comitiva el pendón parroquial y las cruces procesionales. Ya en Potes, se hacen varias paradas y se canta la Salve. A la salida de la villa, el alcalde de Camaleño recibe las andas para llegar finalmente a Santo Toribio. Tras la misa, la virgen es llevada a Potes y por la tarde, se regresa hasta Aniezo. El dia 4 de mayo la Santuca es subida en andas nuevamente hasta su ermita en Peña Sagra.
Con un total de 24 kilómetros, es probablemente la procesión más larga de España.

Virgen de la Salud en Aliva (Picos de Europa)
Los habitantes del municipio de Camaleño veneran a su patrona, la Virgen de la Salud, celebrando cada 2 de julio una misa y romería en torno a la ermita situada en las praderas de Aliva. El incomparable lugar, está a 1450 m. en plenos Picos de Europa, a los pies de la mole de Peña Vieja de 2613 metros.
Tras la celebración de la misa, la imagen de la virgen es sacada en procesión, mientras se canta la Salve. Después tiene lugar una concurrida comida campestre y competiciones de carreras de caballos.
La fiesta termina al atardecer en el pueblo de Espinama con alegre verbena.

El Coso Blanco (Castro Urdiales)
Espectacular desfile de carrozas que se celebra en Castro Urdiales el primer viernes del mes de julio. La parada comienza a las 11 de la noche desde el Parque Amestoy , donde se congregan las autoridades de la ciudad, comparsas y numeroso público. Desfilan unas 10 ó 12 carrozas primorosamente confeccionadas por los propios vecinos. De ellas se premia la imaginación, el diseño, la decoración y el vestuario y la originalidad. De gran colorido también los fuegos artificiales y la verbena que tiene lugar a continuación.

La Virgen de Valvanuz (Selaya)
Es la patrona de los pasiegos. La imagen gótica de la Virgen con el Niño es del siglo XIV y la ermita es una construcción sencilla que parece del siglo XVII.
Cada 15 de agosto se celebra en el pueblo de Selaya una multitudinaria fiesta en torno a la ermita que atrae a cientos de habitantes del valle y de otros lugares de Cantabria, muchos de ellos ataviados con el traje típico pasiego. Despues de la misa la Virgen es sacada en procesión y a continuación se producen diversas manifestaciones folclóricas y gastronómicas, así como exposiciones de artesanía y productos típicos. También se disputan concursos de salto pasiego, de jotas, etc.
Por la noche, en la plaza del pueblo, hay lanzamiento de fuegos artificiales y verbena.

Batalla de Flores (Laredo)
La Batalla de Flores de Laredo es una fiesta que se viene celebrando desde hace casi 100 años el último viernes del mes de agosto. Declarada de interés turístico nacional, se trata de un desfile de carrozas, delicadamente realizadas por los habitantes de la villa, que se desarrolla por la tarde y en el que existe una complicidad entre el público asistente y las carrozas con un lanzamiento mutuo de flores, serpentinas y confetis.
El desfile se complementa con la participación de comparsas, charangas y grupos folklóricos regionales.

San Mateo y Día de Campoo (Reinosa)
El día 21 de septiembre hay feria de ganado caballar y vacuno en el Mercado Regional. Allí se concentran ganaderos de toda la región. En la bolera de Las Fuentes se disputan las finales del Concurso Nacional de Bolos, con gran afluencia de público. A todo esto sigue el Gran Desfile de Carrozas, presidido por la Reina de las Fiestas y su Corte de Honor. El día termina en la Plaza de España donde se desarrolla una animada verbena.

El último día de septiembre se celebra el Día de Campoo con el que termina la semana de fiestas. En este día se resaltan las costumbres rurales de Campoo en el animadísimo desfile de carretas que discurre por el centro de la ciudad a partir de las 4 de la tarde. En las carretas se representan pequeñas escenas de la vida y de las costumbres cotidianas de Campoo, participando además agrupaciones folklóricas, piteros, pandereteras, danzantes y numerosas personas ataviadas con el traje típico.


Fiesta del Orujo (Potes)
Durante un fin de semana de octubre o noviembre, los mejores orujeros de Liébana se reunen en Potes para competir en la elaboración del orujo. El sábado se procede al solemne acto del encendido de las alquitaras. Este honor se reserva a quien haya sido nombrado "orujero mayor", distinción que recae en alguna persona de popularidad y reconocido prestigio.
Todos los asistentes que lo deseen pueden degustar gratuitamente una muestra del orujo destilado.


REGATAS DE TRINERAS

Un deporte de gran tradición marinera en el Cantábrico es el de las regatas de traineras , embarcaciones de banco fijo, de 12 metros de eslora, 1,72 de manga y un peso mínimo de 200 kilos, cuya tripulación está compuesta por trece remeros más el patrón. La competición tiene lugar durante los meses de verano, siendo la regata de más renombre la Bandera de la Concha, que se celebra en San Sebastián los dos primeros domingos de septiembre.

La tradición de este deporte proviene de la pugna que antiguamente mantenían los pescadores por llegar los primeros a tierra a bordo de su embarcación o traína, para vender la mayor cantidad de pescado.

El campo de regatas es un rectángulo imaginario con cuatro balizas en la salida y otras cuatro en el extremo del recorrido, que señalan el lugar donde las embarcaciones deben dar la ciaboga. Antes del inicio de cada regata, tiene lugar el sorteo de las calles, que suele ser de gran importancia por las distintas circunstancias de viento o corriente existente en una u otra parte del campo de regatas.

La competición consiste en recorrer 4 largos o trayectos desde la baliza de salida hasta la otra baliza, con una distancia total de 5.556 metros, debiendo realizar tres ciabogas, virando siempre de tal forma que la baliza quede por babor de la embarcación. Según la pericia del proel y del patrón, esta maniobra puede resultar definitiva por la ventaja obtenida o por el tiempo perdido en cada una de ellas. Hay regatas con tan sólo dos largos y una ciaboga, (La Concha) y otras se corren el línea, con una sola boya a mitad del recorrido que debe dejarse a estribor (Sotileza).

La competición de traineras más antigua es la Bandera de La Concha que se instituyó en 1879, y que desde entonces viene disputándose los dos primeros domingos de septiembre. En 1939 se crea la Bandera de S.E. el Generalísimo que se celebra hasta 1976. En 1944 nace el Campeonato de España de Traineras. Hasta 1965, además de las regatas citadas, tan sólo se celebran desafíos, siendo famosos los disputados entre Pedreña y Fuenterrabía. A partir de 1966 nacen nuevas competiciones, Premios, Trofeos y Banderas: Bandera del Nervión, El Corte Inglés, Sotileza, Bansander, etc.

EL JUEGO DE LOS BOLOS
El juego de los bolos , en su modalidad de Bolo Palma, es una actividad ampliamente practicada en todos los pueblos de Cantabria. Al margen de su aspecto deportivo ha sido desde siempre foco de reunión y de tertulia de la comunidad campesina que se reunía en torno a la bolera en el período estival para disfrutar los momentos de ocio. Se trata de un juego complejo que requiere mucha práctica y buen tino más que fuerza.
Se juega en un "corro" rectangular de 35 metros de largo por 8 de ancho, de suelo arenisco bien llano y compacto, delimitado por tablones de madera. Los nueve bolos de madera dispuestos sobre la "caja" se colocan en tres filas. Los jugadores deben derribar el mayor número de bolos lanzando bolas de madera maciza de unos 2 kg. de peso desde el "tiro" correspondiente, que puede ser a una distancia de la "caja" como mínimo de 14 metros y como máximo de 20. El jugador o equipo que tiene la "mano", es quien decide la distancia de tiro y la modalidad: "a la mano" o "al pulgar", según el efecto giratorio que se dé a la bola al ser lanzada. También decide el valor del "emboque", máxima jugada que se produce al derribar en determinadas circunstancias un pequeño bolo situado a la derecha o a la izquierda de la "caja".
A los bolos derribados desde el "tiro", hay que añadir los que se consigan desde el "birle", lugar donde quedó la bola válida lanzada desde el "tiro". El total mayor de la tirada, gana el "chico".

SALTO PASIEGO
Los Pasiegos utilizan, para su actividad en el campo, un palo de avellano de unos 2 metros de altura, de suficiente flaxibilidad y resistencia que les sirve para defenderse en caso de apuro y también para salvar, usado como pértiga, pequeños riachuelos, matorrales y otros obstáculos que puedan encontrar.
El salto pasiego es en la actualidad una manifestación de deporte rural que se puede cantemplar en muchas romerías y fiestas de Cantabria. En estas ocasiones los mozos disputan sobre un prado llano concursos que consisten en efectuar vigorosos saltos apoyándose en el palo, logrando la victoria quien salta a la mayor distancia. Dice la canción popular:

Todos los mozos del Valle Pas
Tienen un palu para saltar
Saltan palanti saltan patrás
Con mucha fuerza y agilidad


LAS PALAS
Es un juego que se practica en las playas de Cantabria entre, al menos, dos jugadores que utilizan una pala de madera maciza, de forma de pera y de un tamaño similar al de una raqueta de tenis.
Una partida se puede organizar con un mínimo de 2 y un máximo de 6 jugadores, admitiendo las variedades de uno contra uno, dos contra dos y tres contra tres. También dos contra uno y tres contra dos.
Los jugadores se sitúan unos frente a los otros a una distancia de unos 10 metros, en un lugar de la playa donde la arena está seca. Se escoge un lugar con un muro o pared de fondo para que las pelotas falladas no se alejen.
El juego, que no tiene carácter competitivo, consiste en golpear la pelota con la pala entre los jugadores de manera que la jugada dure el máximo tiempo sin que la pelota caiga al suelo.
Normalmente los jugadores que están situados más cerca del muro, son los que paran y devuelven la pelota a sus rivales en las condiciones más idóneas para que éstos puedan golpear la bola con la mayor fuerza. En la medida que unos golpean con mayor vigor y otros devuelven con mayor precisión, mejor ritmo y durante más tiempo, se considera que es más atractiva la partida.
El juego de las Palas no se ajusta a unas normas determinadas. La duración de una partida es indifinida, pudiéndose retirar o incorporar jugadores durante la misma. Se practica durante todo el año. Los verdaderos aficionados acuden a la playa incluso los fríos días de invierno, abrigándose a lo sumo con una camiseta. El juego termina siempre con un baño en aguas del Cantábrico.



 


Información Legal.