Hoy es
 
MENÚ
 Visita Galicia
 Tour por Asturias
 Disfruta de Cantabria
 Conoce el Pais Vasco
 Reportajes
 Pueblos con Encanto
 Eventos
 Visitas Virtuales
 Comidas y ocio
 Deporte y Aventura
 Naturaleza
 Enlaces de Interés
 Comunicaciones
 Información turística
 Boletín
 Contáctenos
 Clientes
 El Cantábrico, un lugar para visitar.
Galicia, Asturias, Cantabria y el País Vasco, forman la región conocida como La España Verde.
Ver más >>

EL TIEMPO
En cualquiera de las cuatro comunidades.
Galicia
Asturias
Cantabria
Pais Vasco


LAS CINCO CATEDRALES DE GALICIA:
Santiago, Lugo, Mondoñedo, Orense y Tui.

La riqueza monumental de Galicia queda fuera de toda duda. Es rara la comarca que no cuenta con algún castillo medieval, iglesia románica, monasterio, santuario o catedral.
El descubrimiento de los restos del apóstol Santiago en el siglo IX propició el comienzo de un flujo de peregrinos que supuso, con el paso del tiempo, un foco cultural de enormes consecuencias.
Pero además del fenómeno compostelano, la gran tradición monacal de las tierras gallegas, se manifiesta en la existencia de notabilísimos ejemplos de arquitectura religiosa, donde las huellas de los distintos estilos y gustos del momento han quedado bien patentes.
Este es el caso de las cinco catedrales gallegas. Todas importantes, algunas grandiosas, provocan el interés y la visita de miles de viajeros.


Santiago de Compostela

La Catedral Románica, trazada siguiendo el modelo francés de las iglesias de la peregrinación, se levantó entre los años 1075 y 1211 sobre los restos de las primitivas iglesias construidas en el lugar donde aparecieran los restos del Apóstol, la última destruida por Almanzor en el verano del año 997.
La fachada principal que hoy se ve, fue realizada a mediados del siglo XVIII por Fernando de Casas Novoa. Constituye la máxima expresión del barroco en España.

Accediendo al interior se observa el Pórtico de la Gloria, considerado la obra cumbre de la escultura románica. Fue labrado en el siglo XII por el Maestro Mateo, representando la figura de Cristo sedente rodeado por los cuatro evangelistas. En la arquivolta central aparecen los 24 ancianos del Apocalipsis portando instrumentos musicales. En el parteluz, la figura del apóstol que muestra un pergamino que dice "misit me Dominus"(el Señor me envió). También en esta columna está la famosa huella de una mano que millones de peregrinos han esculpido a lo largo del tiempo.
El interior de la catedral muestra la sabiduría de los viejos maestros canteros medievales. Destaca la amplitud y altura de las naves, así como las numerosas capillas de diferentes estilos entre las que destaca la del Pilar.
En la cripta situada bajo el altar mayor, se guarda el sepulcro del Apóstol Santiago. Un pasillo, en la parte superior, atraviesa transversalmente la girola y permite abrazar al apóstol.

Lugo
La Catedral lucense es, junto con la Muralla, el otro monumento más representativo de la ciudad. Emplazada sobre la primitiva iglesia de Santa María, fue el Obispo Odoario quien la mandó construir. El conjunto que hoy se puede ver es una suma de estilos, desde el románico hasta el neoclásico, ello debido a las diversas reformas y ampliaciones producidas a lo largo de los tiempos.
Más de un siglo duró la construcción del templo, del que se conserva en estilo románico el crucero central, la mayor parte de la nave mayor y los brazos. En el siglo XIV se construyeron la capilla Mayor, la girola, las capillas absidales, parte del campanario y el pórtico norte. De la época barroca son la sacristía, la sala capitular, el claustro y la Capilla de Nosa Señora dos Ollos Grandes, levantada entre 1726 y 1736. Del neoclasicismo son la fachada principal, parte de la capilla mayor y la Capilla de San Froilán, construidas todas en la segunda mitad del siglo XVIII.
En su interior se conserva el retablo de Nosa Señora dos Ollos Grandes, considerado una de las mejores obras del barroco gallego y el Coro del siglo XVII, en el que destaca la imagineria labrada en los respaldos de los asientos.

Mondoñedo (Lugo)
La Catedral-Basílica de Mondoñedo data del s. XIII siguiendo cánones de estilo románico tal como se aprecia en la puerta principal y el ábside mayor. Luego se superponen otros estilos artísticos con las reformas del s. XVI para la construcción de la girola y en el XVIII cuando se remodeló la fachada y se construyeron las torres.
Dentro de la catedral se conservan unas pinturas murales medievales que representan escenas de la degollación de los Inocentes y del Antiguo Testamento que constituyen una de las colecciones de pintura mural más importantes de Galicia. El retablo de la Capilla Mayor es de estilo barroco. Muestra escenas de la Asunción de la Virgen y de la Santísima Trinidad. Importante también la sillería del coro cuyos elementos góticos están tallados en madera de nogal.
Es igualmente notable la sacristía, de finales del siglo XVI y el anejo Palacio Episcopal que alberga el Museo Catedralicio y Diocesano donde las numerosas piezas que se exponen hablan de ese pasado glorioso de la ciudad de Mondoñedo.

Orense
La Catedral de Orense está considerada como uno de los grandes templos románicos de España. Data de la segunda mitad del siglo XII y primera del XIII habiendo sido consagrado su altar mayor en 1188. Los añadidos posteriores, que no desfiguran su fundamental unidad, constituyen una variada muestra de los diferentes estilos de épocas sucesivas, románico, gótico, renacentista, barroco, neoclásico y actual.
Tiene planta de cruz latina, con primitiva cabecera de triple ábside- hoy queda solamente el central, mutilado- tres naves separadas por pilares cruciformes, arcos doblados y apuntados, con bóvedas de crucería, de gran prestancia arquitectónica. Destaca su gran cimborrio renacentista de planta octogonal y tres pisos con ventanales que fue construido a comienzos del siglo XVI por Rodrigo de Badajoz.
Es muy notable el llamado Pórtico del Paraiso del siglo XIII que imita el compostelano Pórtico de la Gloria, así como la capilla barroca del Santo Cristo.

Fue declarada monumento nacional el 3 de junio de 1931 y tiene honores de Basílica desde el año 1887.

Tui (Pontevedra)
La construcción de esta Catedral se remonta al año 1120, siendo consagrada en 1232. En ella aparecen combinados los estilos románico y ojival. Son románicos el ábside, el crucero, las naves laterales y la fachada norte, única muestra externa del estilo románico, formada por dos columnas con arquivoltas decoradas con una estatua de San Martín Dumiense del siglo XI, mientras que en la nave principal y en las bóvedas aparece el estilo gótico. En el exterior llaman la atención sus remates almenados que le dan un carácter de fortaleza. Hay que destacar su magnífica portada compuesta por ocho pares de columnas con ocho arquivoltas decoradas con motivos geométricos y vegetales. El tímpano está repleto de esculturas y escenas de nacimiento y adoración de los reyes.
En la catedral hay varias capillas: la del Sacramento, del siglo XV, está situada a la izquierda de la nave principal.
De la capilla mayor destaca la sillería que recorre el fondo y los laterales. A su izquierda se abre una sacristía con vistosas bóvedas. Otras capillas son la de San Pedro, la de Santiago y la de San Telmo del siglo XVI, dedicada al patrón de la ciudad, con el hermoso Retablo de las Reliquias, de 1735.
Al sur se abre un claustro gótico comenzado en el siglo XIII y terminado en el XV es uno de los pocos que se conservan completos en Galicia joya del arte ojival gallego con restos románicos y una torre que domina la ciudad y el Río Miño, la llamada Torre de Soutomaior. El Museo Catedralicio es, después del de la catedral de Santiago el más rico de Galicia de su tipo.

 


Información Legal.